La evidencia de Alicia – (‘Descifrando’ Alicia -Serie #12)

¡Y llegamos aquí a nuestro último capítulo en esta serie de “‘Descifrando’ Alicia”!

El número ’42’

Muchos han observado que Lewis Carroll tenía una obsesión con el número ‘42‘, pero no se sabía el por qué de esta. El número ‘42‘ tiene una importancia en su poema Fantasmagoría (que aquí no entraremos en detalle ahora; quizás algún día, más adelante), anterior a Alicia en el país de las maravillas. También lo tiene en el poema La caza del Snark (pero tampoco quiero ahora mezclar obras de Lewis Carroll ni tratar de profundizar en ninguna de ellas, otra que no sea Alicia en el país de las maravillas), poema que escribió Carroll a la edad de 42 años.

Pero hay más obras de Carroll en las que este número obtiene una gran importancia.

En Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas el número ‘42‘ está por todas partes, de una manera u otra. Comenzando con el título de la obra en sí, cuyo tagline dice “Con cuarenta y dos ilustraciones de John Tenniel“. En el capítulo de la oruga, cuando Alicia aumenta su tamaño y se encuentra con la paloma que confunde a esta con una serpiente, la paloma dice que no ha dormido en las últimas 3 semanas, protegiendo su nido. Esto significa un periodo de eclosión de 21 días y 21 noches para su huevos = 42.

Cuando el jardín real, Alicia se encuentra con 3 personajes en forma de cartas como las de una baraja (que forman parte del elenco bajo las órdenes de la Reina de Corazones). Sus números son: 2 + 5 + 7 = 14. Que si multiplicamos esta cifra por el número de cartas con las que Alicia se encuentra = 42 (14×3=42).

También está la “Regla 42” del Rey en el capítulo del juicio en el país de las maravillas.

La evidencia de Alicia

El título del capítulo viene por dos cosas: la primera, las evidencias que Alicia tiene que constatar en el juicio y luego la evidencia de que todo esto no es mas que un sueño y que ella puede controlar lo que está pasando en el país de las maravillas, simplemente, despertándose. Alicia se da cuenta durante su juicio que nada de lo que ocurre en el país de las maravillas importa. Nada tiene un sentido. Que el País de las maravillas no es más que una ilusión. Y su frase final con la que demuestra esto: “¡No sois nada más que un puñado de cartas!”.

Alicia ya no se siente intimidada por ninguna de las criaturas que hay en el País de las maravillas. Ya no tiene miedo de hablar claramente durante el Tribunal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s