Una carrera de obstáculos y una larga historia – (‘Descifrando’ Alicia -Serie #3)

Edith Liddell (hermana de Alice Liddell), o también el aguilucho en el cuento

Cuando en el cuento Alicia consigue llegar hasta una orilla (recordemos que acaba de salir del estanque de sus propias lágrimas), esta se ve rodeada por animales. Todos ellos muy curiosos. Entonces entre ellos se ponen a discutir cuál sería la mejor forma de conseguir secarse lo más rápido posible. Alicia entonces comienza a charlar con dos de las aves y se da cuenta de la extraña sensación de como si los conociera de siempre.

Finalmente el ratón propone contar lo que él considera la más seca de todas las lecciones de Historia.

Aun cuando la lectura puede resultar de lo más “seca”, por supuesto no consigue secar a ninguno de los animales (aquí obviamente Carroll está jugando con su sinsentido que al autor tanto le gusta), lo que termina en que empiecen a perder la paciencia el loro, el pato, el aguilucho y finalmente el dodo.

Todas estas criaturas son fácilmente reconocibles en el mundo real, por Alicia y sus hermanas. Alicia no se equivocaba cuando pensaba que “es como si los conociera de toda la vida”. Lorina Charlotte Liddell es el loro (lory en inglés) mientras que la más pequeña, Edith Liddell es el aguilucho.

Cuando Lewis Carroll se encontraba remando con las niñas aquel día y contándoles la historia de Alicia en el país de las maravillas, quedó documentado en los diarios del escritor que una de las hermanas, Edith (el aguilucho) no podía parar de interrumpir la historia, una y otra vez. Justo como sucede en la historia entre el aguilucho que interrumpe sin parar al dodo (siendo el dodo Lewis Carroll y ahora explicaremos por qué).

Lewis Carroll, que en realidad era el sobrenombre de Charles Lutwidge Dodgson, se conocía sufría de una ligera tartamudez. Y este, cuando le preguntaban su nombre, decía “Do-Do-Dodgson” (de aquí “Do-Do-Dodgson = Dodo“).

El pato (duck en inglés) se trata del Reverendo Robinson Duckworth.

Robinson Duckworth: Dodgson, el dodo, lo reconocía a él como el pato

Además, existe una prueba de que esto es así, por una copia firmada por el propio Carroll que Duckworth recibió de Las aventuras de Alicia bajo tierra (Alice’s Adventures Under Ground) que es el manuscrito original de Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas, donde el autor le pone a Duckworth la siguiente nota: “De parte del Dodo para el Pato”.

El Dodo: extinto desde 1680 y el pájaro favorito de Lewis Carroll
Zenón, el filósofo griego y sus paradojas

En Alicia en el país de las maravillas, el Dodo da instrucciones de cómo realizar la carrera los animales para secarse. Esta es absurda en sí misma: es una carrera sin reglas y sin un recorrido fijado. Puede empezar y terminar cuando los animales lo deseen y cuando el Dodo pita el final de la carrera todos son proclamados vencedores y a todos se les otorgan premios.

Zenón se caracterizaba por reducir todo a lo absurdo y este método lo usa Carroll en su libro Alicia en el país de las maravillas y en los diálogos que tienen los personajes entre sí.

Se sabe que para Carroll, como amante de las paradojas que él mismo creaba y de lo absurdo, Zenón era su filósofo preferido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s