Alicia en el país de las maravillas y las drogas

¿Estuvo Lewis Carroll bajo la influencia de las drogas cuando escribió Alicia en el país de las maravillas? ¿O es Alicia un libro sobre drogas?

Respuesta corta: No. Lewis Carroll escribió el libro que iba dedicado a una amiga suya, la niña Alice Liddell (la ‘Alicia’ real) y la mayor parte de la historia Carroll la pensó mientras navegaban en un bote él, la niña Alice y las hermanas de esta. Carroll se inventó esta historia mientras remaban aquel día.

Si Carroll hubiera estado bajo los efectos de las drogas, probablemente el libro hubiera sido simplemente una maraña de sinsentidos, cosas raras y locuras. (¿Pero no es esto de lo que va el libro?) Y los libros de Alicia, ambos, están muy alejados de ser cosas sin sentido (de hecho, este libro que pertenece al género del nonsense ha alcanzado esta etiqueta gracias a que el autor que era un genio fue capaz de otorgar un sentido a todo ese sinsentido que creó).

(Sí, lo sé; esto no es fácil de entender a primeras).

Ambos libros de Alicia contienen complejos problemas de lógica y algunos juegos de palabras muy inteligentes (sin mencionar por ejemplo el viaje que toma Alicia en la segunda parte “A través del espejo y lo que Alicia encontró allí”, donde la protagonista sigue los movimientos de una partida de ajedrez). Llegar a todo esto solo sería posible para una mente tan genial como la de Lewis Carroll y con plena conciencia de sus habilidades.

Además, si has leído otras cosas de este autor habrás podido observar que ya desde muy joven utilizaba este tipo de escritura en todo lo que hacía, tanto en poemas, historias y sobre todo las cartas que escribió.

Sí es cierto sin embargo que Carroll demostró una curiosa fascinación por el consumo del opio, llegando incluso a consultar a médicos sobre esta droga y, al menos se sabe, por los escritos que se encontraron en sus Diarios que el escritor llegó a consumir la sustancia al menos en una ocasión para su dolor de muelas.

Sin embargo hay una parte del libro (o unas cuantas) que ha hecho famosa a esta obra con su relación a las drogas por encima de todo: la oruga que fuma la cachimba y da consejo a Alicia para que se tome una seta. Aunque en realidad, Carroll utilizó esta parte de libro para hacer burla de distintos aspectos de la sociedad en la que el escritor vivía entonces.

En la era Victoriana no existían regulaciones sobre el uso de las drogas como lo existen hoy en día. Opio, cocaína y láudano (un analgésico que contenía opio) eran usados frecuentemente con propósitos médicos, y podían ser obtenidos por un farmacéutico. Así que en los tiempos del autor era normal sentirse ‘colocado’ con frecuencia, ya fuera buscado esto o no.

Sin embargo, a día de hoy, no existe evidencia de que la intención principal que tuvo Carroll a la hora de escribir este libro fuera hacer una referencia al uso de las drogas: él quiso entretener a una niña pequeña que significaba mucho para él.

(Bueno… la respuesta al motivo o a quién va dirigido este libro podría en realidad ser mucho más compleja que “iba dirigido a esta niña”; pero por el momento así lo podemos dejar. Y de seguro que la idea del libro no era hacer una referencia al uso de drogas).

De hecho, la parte de la oruga ni siquiera era parte de la historia original. Y Carroll decidió añadirla más tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s