7 hechos interesantes sobre el ‘Síndrome de Alicia en el país de las maravillas’

Conoce más acerca de esta rara patología neurológica asociada con migrañas, epilepsia e infecciones.

Algunos creen que Lewis Carroll estuvo influenciado por los síntomas de las propias migrañas que sufría cuando creó “Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas”

Si no conoces lo que el Síndrome de Alicia en el país de las maravillas es, no es algo raro – este desorden neurológico es tan raro que algunos neurólogos – incluso aquellos especializados en algunas de las patologías que normalmente acompañan esta enfermedad, incluyendo migrañas y epilepsia – pueden pasar sus vidas sin encontrar un paciente que lo sufra.

Las personas que sufren del síndrome de Alicia en el país de las maravillas tienen episodios donde los objetos e incluso algunas partes de su propio cuerpo pueden parecer mucho más grandes o más pequeños de lo que en realidad son. El ‘síndrome de Alicia en el país de las maravillas’ fue diagnosticado por primera vez en 1952, y se le dio este nombre en 1955, otorgado por el psiquiatra inglés John Todd.

Esta patología es más frecuente sobre todo en niños, aunque en algunas ocasiones hay casos de adultos que sufren de esta condición.

Sin duda, se trata de una condición muy rara o, como diría la misma Alicia en su libro “Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas”, ¡Esto es cada vez más curioso!.

A continuación os mostramos cómo es sufrir el síndrome de Alicia en el país de las maravillas además de cómo se diagnostica y se trata.

1. Las cosas se muestran mucho más grandes o mucho más pequeñas de lo que son en realidad

Las personas que sufren del síndrome de Alicia en el país de las maravillas reportan percibir cambios en las cosas que las rodean.

En algunos casos no es solo un objeto externo que parece cambiar de tamaño; las personas que sufren del síndrome de Alicia en el país de las maravillas aseguran percibir cambios en su propio cuerpo, como si este se distorsionara, cambiando su tamaño.

No es de extrañar que esto cause una severa ansiedad y miedo en las personas que lo sufren, especialmente cuando sufren este síndrome por vez primera.

Otros enfermos de esta rara patología y con el transcurso del tiempo dicen de dejar de sufrir ese miedo, para acostumbrarse finalmente y vivirlo de una forma más mística, por llamarlo de alguna forma. Al final, cada persona es distinta y también lo son los pacientes.

2. Se cree que Lewis Carroll sufría del síndrome de Alicia en el país de las maravillas

Se cree fervientemente que Lewis Carroll sufría de esta enfermedad rara y que sus constantes migrañas fueron parte de la inspiración en que el autor de Alicia en el país de las maravillas se basó para escribir su libro.

En el libro, Alicia encuentra una botella con una etiqueta que dice “bébeme”, y cuando lo hace, ella comienza a reducir su tamaño drásticamente. Seguidamente, ella toma un bocado de un trozo de pastel que pone “cómeme”, y comienza a aumentar su tamaño hasta que la cabeza toca con el techo de la sala.

Se cree que las migrañas tan fuertes que Lewis Carroll sufría en su vida se trataban en realidad de los síntomas con los que esta enfermedad se manifiesta y que es por esto que aparecen estas escenas en el libro.

3. Los especialistas no están seguros de qué es lo que causa el síndrome de Alicia en el país de las maravillas

Si bien no están aún seguros de cuáles son las causas de que las personas que sufren de esta patología vean cómo objetos cambian de tamaño haciéndose más grandes o más pequeños, algunos expertos piensan que la razón de que esto suceda es debido a que cuando el síndrome de Alicia en el país de las maravillas se acompaña de migrañas, estas pueden originarse en la parte parieto-occipital del cerebro, la cual es responsable de la percepción del cuerpo y del espacio, y además es la responsable de la visión.

Por otro lado, también se cree que cuando el síndrome de Alicia en el país de las maravillas se acompaña de epilepsia, esta se origina en la parte frontal del cerebro.

De todos modos, aún se trata como ya hemos dicho de una rareza patológica y la Ciencia necesita más tiempo para averiguar cuáles son sus orígenes.

4. El síndrome de Alicia en el país de las maravillas puede que sea algo raro pero también se cree que hay muchos casos sin diagnosticar

Si bien hemos dicho antes que los expertos pueden pasar toda su carrera laboral y no encontrarse nunca con un paciente que sufra de este trastorno, también es cierto que es más que probable que existan casos desconocidos. A día de hoy no se conocen estudios que certifiquen cuántos casos del síndrome de Alicia en el país de las maravillas existen en el mundo. Por lo que es muy difícil saberlo.

Tampoco existe un método universal de diagnosticar el mismo.

La falta de diagnósticos podría ser porque las personas que sufren de esto no quieren hablar ni compartir sobre el mismo por, en muchas ocasiones, probablemente miedo; es posible que piensen que puedan ser juzgados bien de sufrir alucinaciones o alguna enfermedad mental.

5. El síndrome de Alicia en el país de las maravillas podría formar parte de lo que se conoce como la ‘fase aura’ en los ataques de migraña

Ya hemos dicho que el síndrome de Alicia en el país de las maravillas es una rareza; sin embargo lo que es muy común es que las personas que lo sufren en su mayoría todas sufren a su vez de migrañas.

Cuando una persona sufre migrañas pero sin el dolor de cabeza, se conoce a esto como “aura típica sin dolor de cabeza” o algunas veces también llamada migraña “silenciosa”.

6. El síndrome de Alicia en el país de las maravillas también puede acarrear epilepsia, infecciones y otros trastornos cerebrales

Existen otros trastornos vinculados al síndrome de Alicia en el país de las maravillas además de las migrañas.

Por ejemplo, el virus de la mononucleosis, algo no tan extraño de que una persona lo sufra en algún momento de su vida, en algunas ocasiones puede derivar en encefalitis (hinchazón del cerebro), que es frecuentemente un motivo para que ocurra el síndrome de Alicia en el país de las maravillas en los más pequeños.

Pero además, el síndrome de Alicia en el país de las maravillas podría ser causado gracias al uso de ciertas sustancias como drogas alucinógenas, tales como el LSD u otras drogas de similar función. De hecho, se conoce que en pacientes que sufren de ciertas enfermedades mentales causadas por años de usar este tipo de drogas terminan presentando muchos síntomas que son comunes con el síndrome de Alicia en el país de las maravillas.

7. El tratamiento consiste en tratar la enfermedad subyacente

Aunque no existe a día de hoy aún un protocolo estandarizado sobre cómo diagnosticar este síndrome, cuando una persona se cree puede estar sufriendo del mismo, es siempre aconsejable investigar las causas subyacentes con análisis de sangre, electroencefalogramas y escáner cerebral, para descartar enfermedades como la epilepsia y trastornos que alteran la percepción del tamaño de los objetos alrededor nuestra o de ciertas partes de nuestro cuerpo, o también ciertos tumores, infecciones, hinchazones o daños causados por un infarto cerebral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s